Estocolmo

Tras mucho tiempo esperando, por fin descubrimos Estocolmo! Una ciudad encantadora, con mucha vida y actividades por hacer, sobre todo en verano que es cuando fuimos nosotros.

Estocolmo –Stockholm en sueco– es, con alrededor de un 1,4 millones de habitantes, la ciudad con más habitantes no solo de Suecia sino de todas las nórdicas. Como todo el mundo sabe es además la capital del país.

Estocolmo está formado por un archipiélago de 14 islas, con lo que hay que organizarse bien para ver todas las cosas planeadas ya que hay que contar con el desplazamiento entre islas y los horarios de cierre nórdicos que suelen ser más reducidos que los españoles. Por eso nosotros vamos a describir a continuación lo más interesante que ver en cada isla.


¿Cómo ir del aeropuerto de Arlanda al centro de la ciudad?

Lo primero es llegar al centro de la ciudad desde el aeropuerto. No vamos a descubrir ahora que los precios en estos países son más elevados que en casi toda Europa pero hay opciones económicas para algunos desplazamientos.

Como siempre existe la opción cara y rápida. El tren Arlanda Express (280 SEK) te lleva a la Estación Central de Estocolmo en la isla de Norrmalm en 20 minutos, sin paradas. Se pueden comprar online o en el aeropuerto y hay varios descuentos y ofertas (2x350SEK).

Por otro lado está la opción económica. Con un ticket de transporte público común (43 SEK), se puede ir tanto en bus como en metro durante 75 minutos, tiempo suficiente para coger ambos medios que son los necesarios en este caso. En primer lugar hay que coger el autobús 583 con destino a Märsta Station, lugar donde cogeremos la única línea de metro (conocido como Tunnelbana en Suecia) que hay posible que nos llevará al centro.

Otra opción es coger el billete de 24h (120 SEK), una tarjeta llamada SL Access, válida para buses y metros durante un día desde el momento que se pase por primera vez. Esta es la opción que decidimos hacer nosotros pues llegamos por la noche al aeropuerto y por la mañana siguiente aprovechamos para hacer los desplazamientos más largos utilizando esas 24 horas. Veréis que hay descuentos para estudiantes pero son solo para estudiantes suecos.


Stockholm pass

Esta fue la primera vez que usamos una tarjeta de turista en una ciudad ya que casi todo (por no decir todo) lo interesante de la ciudad es de pago. Organizándose bien se puede aprovechar muy bien la tarjeta y comprarla para 1 día, 2 días, 3días o 5 días, con o sin transporte.

Nosotros compramos la de 2 días sin transporte ya que los grandes desplazamientos los hicimos con la SL Access que habíamos comprado el primer día en el aeropuerto. Se pueden comprar en el aeropuerto, en las clásicas tiendas suecas 7-Eleven y varios sitios más. Estos son los precios:
  • 1 día 595 SEK sin transporte/715 SEK con transporte
  • 2 días 795 SEK sin transporte /1035 SEK con transporte
  • 3 días 995 SEK sin transporte /1235 SEK con transporte
  • 5 días 1295 SEK sin transporte /1775 SEK con transporte
Los niños de 6 a 15 años tienen precios más baratos:
  • 1 día 298 SEK sin transporte /378 SEK con transporte 
  • 2 días 398 SEK sin transporte /558 SEK con transporte 
  • 3 días 498 SEK sin transporte /658 SEK con transporte 
  • 5 días 698 SEK sin transporte /968 SEK con transporte

Aquí os diremos a qué atracciones se puede entrar con la tarjeta y cuánto costaría sin ella, para que vosotros mismos juzguéis en función de lo que os interese ver. Estas son las atracciones incluidas.


Como veréis hay un montón, pero interesantes e importantes no hay tantísimas.


¿Qué ver en Estocolmo?

Dada la gran extensión del archipiélago, vamos a ordenar las atracciones por islas para que cuando vayamos a una veamos todo lo importante y evitar estar saltando de una isla a otra que nos hará perder mucho tiempo.


GAMLA STAN

Literalmente significa “Ciudad (Stan) Vieja (Gamla)” por lo que nos figuramos todos que estamos en el casco antiguo de la ciudad. Es para muchos la isla más bonita ya que es de las más pequeñas y sus calles estrechas y turísticas hacen que muchos casi no quieran ni salir de ella.

El metro (tunnelbana) más cercano se encuentra en el sudoeste y lleva el nombre de la propia isla. Recorriendo de sur a norte iremos haciendo las siguientes paradas:

Primeramente se puede dar una vuelta por la pequeña isla Riddarholmen, a la cual se llega desde esta boca de metro. Esta isla no tiene especial encanto pero no se tarda nada en dar una vuelta por ella, ver la iglesia Riddarholmskyrkan y obtener unas buenas vistas del ayuntamiento, que se encuentra en otra isla y que veremos más adelante.

Comenzaremos visitando la Tyska kyrkan o iglesia alemana. Se trata de una iglesia barroca-gótica llamada así por pertenecer a una zona alemana durante la Edad Media. La estructura por dentro es de lo más curiosa, nada parecida a las iglesias que estamos acostumbrados a ver. La entrada es gratuita.

Enseguida llegamos a Stortorget, la plaza más antigua de la ciudad y probablemente la más fotografiada gracias a las varias casas altas y estrechas de colores que la rodean.

Stortorget plaza Estocolmo

En esa plaza llama la atención indudablemente el edificio de la Academia Sueca (Svenska Akademien), el cual alberga en la planta baja el Museo Nobel (Nobelmuseet). Alfred Nobel (1833-1896) fue un ingeniero inventor nacido en Estocolmo que saltó a la fama tras inventar la dinamita. Antes de morir quiso que toda su fortuna se dedicara a repartir premios anuales en diversas categorías (física, química, literatura, medicina y paz) a los mejores inventos o avances en dichos campos. Estos premios se comenzaron a dar en 1901 y en 1968 se añadió el Premio Nobel de economía. La entrega de todos los premios tiene lugar en Estocolmo a excepción del de la paz, que se entrega en Oslo tal y como pidió Nobel. Este museo expone en sus vitrinas varios artículos y objetos de algunos de los ganadores del Premio Nobel así como curiosidades varias sobre los mismos.

Tanto el precio de las entradas como los horarios los podéis encontrar en su página web.

Además, nosotros hicimos una de las visitas guiadas en inglés gratis (lo que se paga es la entrada) que ofrecen a diversas horas tal y como se indica también en el enlace anterior. En verano sobre todo las hay con mucha frecuencia. Está incluida en el Stockholm Pass.

Saliendo de esta plaza se puede ir a la Catedral de San Nicolás de Estocolmo (Storkyrkan), justo a continuación de esta. Se trata de la iglesia más antigua de la Gamla Stan (siglo XIII). Es un ejemplo de arquitectura gótica báltica que tanto hemos visto en ciudades del norte de Alemania. Su precio es de 60 SEK pero también está incluida en el Stockholm Pass.

catedral de estocolmo
Calle de Estocolmo con la torre de la catedral de fondo

Mientras callejeamos por el centro podemos fijarnos en detalles curiosos como la calle más estrecha de Estocolmo (Mårten Trotzigs Gränd) o la estatua más pequeña (Järnpojke, de tan solo 15 cm y creada en 1954) en la calle Trädgårdsgatan 2 a la cual se accede desde la calle Slottsbacken.

Precisamente desde esta plaza en Slottsbacken se entra a la Livrustkammaren, los sótanos del palacio que veremos después y el cual alberga diversas pequeñas exposiciones de la historia sueca y en el que destaca el disfraz que llevaba el rey Gustavo III de Suecia (1746-1792) cuando fue asesinado por un disparo en un baile de máscaras en el Teatro Real. La entrada es gratis.

Llegamos por fin al Palacio Real (Kungliga Slottet), residencia real de la monarquía sueca. Su imponente estructura nos da una pista sobre su antiguo uso: una fortaleza. A principios del siglo XVII, tras varias reformas, se le dio un nuevo uso, el de un gran palacio barroco. La entrada está incluida en el Stockholm Pass y merece mucho la pena. Si decides ir por separado, el precio es de 160 SEK. No os olvidéis, a las 12:15 (13:15 si vais en domingo) frente al palacio podéis ver el cambio de guardia!

El palacio tiene varias salas visitables como la Capilla (gratis), la Armería, el Museo de Antigüedades de Gustavo III o la Cámara del Tesoro (Stattkammaren). Esta última sala está incluida en el Stockholm Pass pero si no lo tienes, en nuestra opinión no merece la pena pagar los 160 SEK que cuesta la entrada por separado.

¿Dónde comer en Gamla Stan?

Al ser una isla muy turística, hay muchos restaurantes donde poder probar la comida local, nosotros fuimos al Café Sten Sture (Trangsund 10) por ser un sitio curioso al encontrarse en una antigua cárcel. Allí comimos las típicas albóndigas suecas y un quiche de salmón y espinacas especialidad de la casa.

Nosotros somos muy fans de la cadena Vapiano y lo cierto es que está bastante bien de precio para lo que es Estocolmo. Se encuentra justo al lado de la estación de metro.

Ya sea de postre como a media tarde, qué mejor que un dulce tradicional sueco que sin duda de veréis en muchas tiendas: el kanelbullar, un bollo de canela riquísimo.


HELGELANDSHOLMEN

Siguiendo la ruta que llevábamos, nos topamos con esta pequeña isla en la cual únicamente destaca el Parlamento (Riksdaghuset) que no se puede visitar que nos conste y las impresionantes vistas del mismo desde los puentes que comunican esta isla con la siguiente: Norrmalm.

parlamento de suecia

KUNGSHOLMEN

Esta isla se encuentra saliendo de Helgelandsholmen y yendo a la izquierda inmediatamente. Es la isla que vimos antes en la que se encuentra el Ayuntamiento (Stadshuset), con un cierto aspecto de cárcel todo sea dicho. En él se celebra el banquete de los Premios Nobel, aunque no la entrega de premios. El edificio no se está abierto a visitas que supiéramos.

ayuntamiento de estocolmo
Vistas del Ayuntamiento desde Riddarholmen

Para los que tengan tiempo y quieran dar una vuelta por la isla, se puede llegar hasta el parque Rålambshovsparken.


NORRMALM

Esta es el barrio que nos encontramos nada más salir de Helgelandsholmen y es una de las principales de Estocolmo. Como comentamos antes, en ella está la Estación Central de Estocolmo.

En ella lo primero que veremos será la plaza Gustav Adolfs Torg, presidida por la Ópera Real de Estocolmo (Kungliga Operan).

Subiendo en dirección norte pasaremos también por la plaza Sergels Torg con la Casa de la Cultura (Kulturhuset) y la calle comercial Drottninggatan (calle donde precisamente se produjo en 2017 el atentado de Estocolmo). También por esta zona se puede ir de tiendas en los grandes almacenes NK Stockholm.

Nosotros llegamos hasta la plaza Hötorget, donde se encuentra la Sala de Conciertos de Estocolmo (Stockholms Konserthus) y el Hötorgshallen Salluhall, un histórico mercado de 1880 donde se puede tanto comprar como comer en su interior. En la parte exterior hay un mercadillo de frutas y verduras.

Para pasear, una zona agradable es Kungsträdgården (literalmente “jardín real”).


OSTERMALM

Anexo a este último barrio, se encuentra el distrito de Ostermalm, en el que destaca el mercado Ostermalms Saluhall de 1888 en la plaza Ostermalmstorg. Por dentro el sitio es excepcional, con una gran cantidad de pequeños restaurantes, bares y cafés donde se puede comprar de todo tipo de comida, incluso comer en alguno de ellos.


SKEPPSHOLMEN

Esta pequeña isla se encuentra bajo Norrmalm, a la derecha de Gamla Stan y se puede llegar andando desde ambas en poco tiempo.

Lo único destacable en ella es el Moderna Museet, museo de arte moderno inaugurado en 1958. El edificio actual sin embargo es de los años 90 y es obra del arquitecto español Rafael Moneo. Los precios y horarios están en su página web.


SODERMALM

Esta isla se ubica al sur del archipiélago, concretamente bajo Gamla Stan. En la parte norte hay varios miradores ya que las vistas de Gamla Stan desde esta isla son muy buenas. El mejor mirador lo encontramos en el llamado Ascensor de Katarina (Katarinahissen). Realmente es una estructura metálica que data de 1883 aunque fue reconstruida en 1935. Nos costó un poco encontrar la entrada y tuvimos que subir andando por unas escaleras hasta la zona más alta del barrio y ahí encontramos el modo de entrar. En el mirador hay un bar/cafetería un tanto caro, pero se puede atravesar sin consumir nada para llegar a la zona de las vistas. Todo gratis.

vistas desde el ascensor de Katarina estocolmo

Siguiendo por la zona más norte encontramos otras partes altas con miradores: Monteliusvägen y Skinnarviksberget, uno casi a continuación del otro.

También al norte pero en la parte este se puede visitar el museo de fotografía Fotografiska, el cual es gratis con el Stockholm Pass. Si decides ir por tu cuenta, estos son los precios.

Además esta isla suele tener ambiente por las noches y hay varios barios con música por si alguno se anima.


DJURGARDEN

Para el final dejamos la isla más interesante, la isla verde, la isla de los museos, la isla de paseos, etc.

Según entramos por el único puente que conecta la isla, al primero que podemos entrar es al Nordiska Museet, un museo sobre tradiciones y costumbres suecas. Cuando llegamos a este museo teníamos el tiempo justo así que nos sugirieron las exposiciones más populares: “Homes and Interiors”, “Table Settings”, “Power of Fashion”, “Traditions” y “The Folkhemmet Apartment”. El recorrido por el museo parte desde la última planta y vas bajando, incluida una audioguía gratuita con la entrada. El recorrido entero dura 1 hora aproximadamente, pero para los que también anden con el tiempo justo mientras sacan partido de la Stockholm Pass (este también está incluido), las anteriores son las salas más interesantes. Para los que vayan por su cuenta, estos son los precios y horarios.

A continuación nos toparemos con el Museo Vasa (Vasa Museet), sin duda el que más nos gustó y el más sorprendente sobre todo. En él se expone el enorme barco Vasa sueco que se hundió en 1628 y fue rescatado en 1961. No vamos a subir foto de este, es mejor que lo descubráis vosotros. Incluido en el Stockholm Pass. Los precios por separado los podéis encontrar aquí en la parte de admisión y horario de apertura.

El siguiente museo en ver será el de Skansen, un museo al aire libre. Este es de los más populares por las muchas cosas que se pueden ver en su interior. En él podemos, entre otras cosas, encontrar un zoo de animales nórdicos y una representación de un pequeño pueblo sueco del siglo XIX-XX, con gente actuando y todo! La gente va ahí a pasar la mañana e incluso el día ya que es bastante grande. Si vais con el Stockholm Pass (también está incluido este museo) debéis ir un poco rápido para que os dé tiempo a ver otros museos. Aquí tenéis los precios si no tenéis la tarjeta.

museo skansen estocolmo

Continuando por la calle Djurgårdsvägen, la principal de la isla, llegaremos primeramente al Museo ABBA, no incluido en el Stockholm Pass y al que no entramos pues a falta de tiempo dimos prioridad a los museos incluidos en la tarjeta turística. El museo es muy reciente, fue inaugurado en 2013. El precio es bastante alto (250 SEK por adulto). Aquí tenéis todos los precios y horarios.

Para comer nos recomendaron el restaurante Blå Porten (Djurgårdsvägen 64, pegado al museo ABBA), anunciado de hecho en los carteles, pero se encuentra actualmente en obras hasta 2018.

Por último, para los amantes de los parques de atracciones o que vayan con niños, el Gröna Lund, el parque de atracciones más antiguo de Suecia, inaugurado en 1883. Está además incluido en el Stockholm Pass.


Otras atracciones destacables incluidas en el Stockholm Pass

Sky View. No teníamos pensado ir pero vimos que era una de las atracciones más visitadas de Estocolmo así que le dimos una oportunidad. Para ello hay que bajarse en la parada de metro Globen (línea verde), situada debajo de la isla Sodermalm. Inaugurado en 1989, el Globen Arena es el edificio con forma esférica más grande del mundo. Aprovechando su gran tamaño, en 2010 incorporaron esta atracción: el SkyView, unas cápsulas parecidas a las del London Eye que te llevan a la parte más alta del Globo. Nos pareció un poco decepcionante pues las vistas desde arriba no dicen nada ya que estamos considerablemente lejos de la parte bonita de Estocolmo (Gamla Stan, Djurgården, etc.). En definitiva, si vais con el Stockholm Pass está bien, pero nosotros no iríamos pagando la entrada por libre. Como decimos con el Stockholm Pass se puede entrar gratis de 10 a 12h de la mañana, el resto del día habrá que abonar 30 SEK extra por persona. En cambio, la entrada individual cuesta 150 SEK. En verano el horario es de 10 de la mañana a 20h.

Stockholm under the bridges. Tour en barco de dos horas que recorre las aguas del famoso lago Mälaren con vistas a varias islas. Nosotros la hicimos y es entretenida, con buenas vistas del Ayuntamiento o del Gröna Lund sobre todo.

grona lund parque atracciones suecia

Royal Canal tour. Este pequeño crucero rodea únicamente la isla de Djurgården pero lo hace en 50 minutos, mejor para aquellos que no tengan tiempo a hacer el anterior.

Vaxholm boat tour. Crucero que te lleva a la isla de Vaxholm. Este es otra atracción que nos habían recomendado aunque nos dijeron en taquilla que lo ideal es coger el primer ferry de ida y coger el último de vuelta, pasando el día allí. Teniendo el Stockholm Pass ni nos merecía la pena ni teníamos tiempo como para dedicar un día entero en Vaxholm así que nos lo dejamos para la próxima.

Drottningholm Palace & Boat Tour. Tour que te lleva al Palacio de Drottningholm, otro palacio de la realeza sueca Patrimonio de la Humanidad desde 1991. Hay que ir en barco ya que se encuentra lejos del centro, en la isla de Drottningholm.

Estos tours/cruceros no se pueden reservar, bastará con ir el día que queramos ir por la mañana al muelle desde donde salen los barcos y coger las entradas enseñando el Stockholm Pass o pagando. Hay varios puestos de distintas empresas que hacen estos viajes, los incluidos en el pase son los de la compañía Stromma.


Más alternativas

La decoración de las estaciones de metro. Es algo sorprendente y curioso y es que muchas de las estaciones de metro por dentro tienen aspecto de grutas. Por ello, nosotros aprovechamos la tarjeta SL Access de 24h que compramos el primer día para visitar algunas de las paradas más llamativas. La que más nos gustó fue sin duda T-Centralen (líneas azul, verde y roja), ambientada como si estuvieras bajo el mar. Otras bonitas fueron las de la línea roja Tekniska Högskolan y Stadion; FriedhemsplanSolna Centrum decorada con un rojo intenso y Kungsträdgården con toques que nos recuerdan a Gaudí, en la línea azul.

metro estocolmo tunnelbana

No hay comentarios:

Publicar un comentario